¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Jaime Cacharrón, director europeo de marketing de Redbull, sostiene que “para entender el presente y predecir el futuro, es necesario conocer el pasado”. Esto es así, ya que desde siempre los humanos se relacionaron de una forma básica, basada en una comunicación simple: contar historias. A continuación, explicaremos las ventajas del storytelling para tu empresa.

 

Con el paso del tiempo esto no ha cambiado, pero sí la forma de hacerlo. Hoy en día, gracias a la evolución del marketing de contenidos, tiene mucha relevancia la comunicación a través de las redes sociales, mediante las cuales tratamos de compartir información y nutrirnos de esta al mismo tiempo. Las empresas tratan de llegar a sus clientes a través de ellas por lo que es sumamente importante la forma en que lo hacen. Aquí es cuando echamos mano del storytelling.

 

Ventajas del storytelling

 

Es una forma de comunicación con una gran variedad de ventajas, en la que contamos una historia, con la que captamos la atención de la gente y genera engagement. La historia dependerá de lo que queramos contar, desde hablar de nuestra marca, de nuestra empresa o de un producto. Las redes sociales multiplican el efecto del storytelling por su potencialidad y viralidad.

 

 

Ventajas del storytelling:

 

  • Permite una mayor conexión con tu público (clientes o futuros clientes). Hay que redactar invitándolos a participar ya que la manera de percibir el mensaje cambia.

 

  • Las historias son fáciles de recordar y las transmitimos a otras personas de diferentes maneras: WOM (Word of mouth), compartiendo (vía Instagram, Twitter, Facebook…).

 

Sin embargo, antes de contar cualquier cosa es imprescindible determinar unas pautas para hacerlo correctamente:

 

 

Consejos para desarrollar un buen storytelling:

 

  • Uno de los puntos más importantes es conocer tu público objetivo. Siempre hay que tener claro a quién nos queremos dirigir y qué queremos contar, ya que si queremos enfocarnos hacia un público joven e informado no nos dirigiremos de la misma manera que si se trata de un público mayor y posiblemente más desinformado.

 

 

  • Otro aspecto es determinar qué formato utilizaremos: texto, vídeo…

 

  • La clave está en la diferenciación, en ser originales y no hacer lo mismo que nuestra competencia.

 

  • Y por último, y no por ello menos importante, hay que tener claro el objetivo de nuestra historia, es decir, qué es lo que queremos conseguir contando eso a nuestros seguidores.

 

Esta historia, es decir, el storytelling no se percibe por los clientes como publicidad, lo que permite que sea más creíble y genere un engagement más alto que un anuncio tradicional, construyendo y fortaleciendo aún más la relación con ellos. Nuestro mayor reto es crear las mejores historias, posicionando tu empresa, marca o producto, y esa historia puede ser el plus que marque la diferencia entre un negocio, marca o producto del montón y una innovadora y nueva. Si quieres saber cómo lo hacemos con tu compañía, ¡Contacta con nosotros!.

 

Foto: StockSnap, TheDigitalArtist, geralt

 


¿Te ha gustado? ¡Compártelo!