Spread the love

 

Día tras día nos sumergimos en un gran océano de información. Formamos parte de este enorme flujo de contenidos, ya sea como consumidores o creadores. En la era del IOT (Internet de las cosas), todos los dispositivos con los que interactuamos generan datos que son volcados en Internet, pero debemos recordar que estos no son necesariamente información. Tenemos que gestionarlos y tratarlos para convertirlos en información útil.

Las empresas también juegan su propio papel. Es importante que, en este escenario, las marcas cuiden lo que dicen y lo que se dice de ellas, aunque esto último no lo puedan controlar. Por lo tanto, es vital para las marcas realizar lo que conocemos como monitorización de redes sociales.

 

 ¿QUÉ ES LA MONITORIZACIÓN DE REDES SOCIALES?

 

Ya hemos introducido unos pequeños aspectos sobre el tema. Básicamente la monitorización de redes sociales es saber qué dicen los usuarios sobre tu marca en Internet. También puedes haber oído que se le llama escucha online, escucha social o análisis de redes sociales, entre otros.

La monitorización nos permitirá no solo conocer lo que dicen de nuestra marca, también nuevas oportunidades de mercado, qué hacen nuestros competidores o el público con el que interactúan.

La monitorización debe tener el foco puesto en el contenido generado por los usuarios en diversos formatos. Este contenido puede dar mucha información sobre los gustos e intenciones de los usuarios, permitiendo a las empresas anticiparse y ofrecer al usuario aquello que demanda.

 

¿CÓMO PUEDO MONITORIZAR MIS REDES SOCIALES?

 

Lo primero que hay que tener claro es la importancia que tiene la monitorización de redes sociales porque hay que destinarle recursos. Es fundamental hacer un trabajo previo para definir los objetivos de nuestra investigación, tener la tecnología adecuada y un analista que convierta la gran cantidad de datos en información útil.

La primera parte es conocer el proyecto y realizar hipótesis sobre lo que nos podemos encontrar. Esta primera parte la concretaremos en el briefing, el documento que nos ha de servir como guía. Es nuestra hoja de ruta, debemos plasmar en él nuestras necesidades, nuestros objetivos (que sean SMART) y, en este caso, las plataformas que vamos a monitorizar.

 

¿QUÉ HERRAMIENTAS PODEMOS USAR PARA MONITORIZAR LAS REDES SOCIALES?

 

Existen un montón de herramientas en el mercado (como para todo en el marketing) tanto de pago como gratuitas. Algunas ofrecen funciones muy sencillas y otras son más completas, todo dependerá de nuestro presupuesto.

Buzzmometer es una herramienta de pago que nos permite conocer y analizar todo lo que se dice sobre nuestra marca o productos y servicios en Internet. Es muy recomendable pero pocos bolsillos pueden permitírselo: 399 € mensuales la tarifa básica.

Brandwatch es otra herramienta de pago que permite analizar en tiempo real la escucha social. Ofrece muchas posibilidades de personalización en función de lo que busquemos.

Howsociable es una herramienta gratuita que funciona muy bien. Permite también conocer la presencia en Internet de tus principales competidores. Permite monitorizar hasta 12 cuentas de redes sociales en su versión gratuita (incluye WordPress), en caso de necesitar más, habrá que adquirir la versión de pago.

Otra herramienta también gratuita aunque bastante limitada es Google Alerts. Para poder utilizarla solo tienes que tener una cuenta de correo de Gmail y escoger una o varias palabras clave que quieras monitorizar. Al crear una alerta te permite escoger la frecuencia de envío, las fuentes, el idioma, la región y el envío bien a tu feed de RSS o a tu email. Esta herramienta te permitirá saber qué dicen de tu marca en Internet y tendencias en tu sector. Es recomendable utilizar palabras clave específicas, porque si empleas palabras clave genéricas, Google te enviará gran cantidad de alertas que posiblemente no te interesen.

Existen muchas más herramientas, debes ser tú quien decida cuál se ajusta más a tus necesidades y posibilidades. Lo que está claro es que, hoy en día, es fundamental la presencia en redes sociales tanto para el pequeño comercio como para las grandes empresas.

 

Foto: Pixelkult


Spread the love