Spread the love

 

A estas alturas ya nadie duda de la importancia que tiene para tu empresa cuidar tu página web. Vivimos en una sociedad en la que estamos permanentemente conectados, ya sea a través de un ordenador en casa o nuestro fiel smarphone que llevamos siempre con nosotros. Cuando queremos buscar información, ¿dónde lo hacemos? Pues en la web. Entonces las empresas deben estar ahí si quieren que se les conozca y quieren conseguir nuevos clientes.

Está demostrado que tener sitio web ayuda a tener éxito y conseguir mejorar las ventas. Para los usuarios es un factor importante tener página web ya que ayuda a generar la confianza entre ambos. No importa el tamaño de la empresa ya que, hoy en día, con la tecnología de la que disponemos cualquier negocio sea pequeño o grande puede tener una página web.

 

cómo cuidar tu página web

 

¿QUÉ DEBES TENER EN CUENTA PARA CUIDAR TU PÁGINA WEB?

 

Es una gran pregunta y mucha gente no es consciente de la importancia que tiene. No llega con poner unas cuantas imágenes y los datos de contacto. Hemos visto muchas páginas web de negocios locales que en vez de generar confianza, conseguían el efecto contrario. Os dejamos unos cuantos puntos a tener en cuenta:

1. Responsive: Es fundamental. El 97% de los internautas tienen smartphone y las páginas web deben adaptarse a los diferentes dispositivos que utilicen los usuarios.

2. Diseño atractivo: A los usuarios si no nos llama la atención visualmente, nos vamos. Es importante cuidar tu página web, que tenga un diseño que atraiga e invite a los usuarios a navegar por ella.

3. Contenido: Somos consumidores de contenidos, buscamos información antes de consumir bienes y servicios. Añadir contenido de valor para los usuarios hará mejorar su experiencia y la imagen de la empresa.

4. Tener un blog: No es obligatorio pero ayuda mucho. Muchas páginas carecen de blog y no saben de su importancia. El contenido del blog permitirá un mejor posicionamiento de la página en buscadores y a atraer nuevos clientes.

 

El 97% de los internautas utiliza smartphone y, sin embargo, más del 50% de las empresas no cuentan con un diseño web responsive. 

 

¿CUÁLES SON LOS ERRORES HABITUALES?

 

Hablaremos sobre cuáles son los más habituales ya que a lo largo de los años hemos visto auténticos despropósitos. Nos hemos encontrado errores tan básicos como que el dominio lleve a una web que no es la de la empresa en cuestión. Pero, sin llegar a casos tan extremos, los principales errores a tener en cuenta son:

1. La organización de la página: Además de ser un pecado contra la estética, dificulta la lectura y la comprensión del negocio. Hay que tener clara la arquitectura de la información y la armonía de textos e imágenes es importante para conseguir ese diseño atractivo que buscamos.

2. El tratamiento de las imágenes: Tampoco ayuda encontrarse imágenes pixeladas. Es más común de lo que parece y, obviamente, hace que la página se perciba como menos atractiva por el usuario, además de que tampoco gusta a Google.

3. Encabezados y pies de página: Muchos problemas y muy distintos en este punto.  De pies de página enormes, a encabezados sobrecargados, links que no funcionan… tratar de que sean simples y que todo funcione ayuda a la navegación del usuario.

 

Podemos comentar muchos puntos más pero esto ha sido un pequeño resumen de lo que nos encontramos en el día a día. La página web es la carta de presentación de la empresa y debe atraer y generar confianza para que el usuario decida comprar tus productos o contratar tus servicios. No cuidar tu página web puede derivar en rechazo por parte de tu público potencial. Terminamos con un ejemplo: Vas a la carnicería y te encuentras que el local y el expositor están sin limpiar, ¿te genera eso confianza?

 

Si necesitas ayuda, solo tienes que contactar con nosotros y te asesoraremos sobre cualquier duda que tengas con respecto a tu página.

Fotos: Ryan Morse, Tayloright.


Spread the love