Sinceridad y transparencia en una agencia de marketing online

¡Compárteme!

 

Desgraciadamente, el mundo de la agencia de marketing online cada vez está más asociado al concepto de vendedores de humo. No puedo decir que no nos lo hayamos ganado. Es uno de los grandes problemas de la venta de intangibles que, por otro lado, en este ámbito es fácilmente solventable aportando estadísticas “oficiales” de Google, Facebook, Twitter… que no se pueden trucar y que no engañan. Lo que sí engaña es, como en prensa, la visión que se da al cliente sobre los resultados obtenidos.

Tanto en una agencia de marketing online, ayudando a empresas a contactar, encontrar y fidelizar clientes como en la propia compañía con el cliente final, la sinceridad y la transparencia son vitales. Sin ellas es imposible conseguir una relación de confianza y de win-win.

Es una cuestión de honestidad el explicarle al cliente con total transparencia qué necesita y por qué y cuál sería un precio justo para cubrir esas necesidades. Vender redes sociales como churros, tiendas online con múltiples carencias o webs estáticas que van a quedar abandonadas sin mantenimiento de WordPress… pan para hoy y hambre para mañana.

 

VENDER POR VENDER NO ES LA SOLUCIÓN

Por nuestra propia experiencia, hemos encontrado casos en los que vender y vender y conseguir exprimir al máximo a las empresas es el único objetivo. Una empresa nos comentó que una agencia de marketing online le propuso tener un canal en Youtube e ir añadiendo vídeos que les harían por el módico precio de 600 euros unidad. Sin meternos en precio del vídeo, que puede ser muy barato o muy caro, según lo que le fueran a hacer, no se entiende que para una tienda de muebles pequeña, sin showroom, que no participa en ferias y que vende poco más que en el barrio, se le ocurra a nadie vender un canal Youtube. ¿Quién va a ver esos vídeos más allá de familiares y amigos? Hay formas mucho más eficaces de conseguir retorno de inversión cuando manejamos 600 euros en el canal online.

Recientemente también hemos conocido el caso de una agencia que propuso a un cliente con cinco restaurantes de la misma temática hacer cinco webs, cinco páginas en Facebook, cinco cuentas en Twitter, en Instagram… Cuando las sinergias de tenerlos todos en una misma web y en un mismo espacio en redes podrían generar sinergias muy interesantes, máxime en una ciudad grande como Madrid y, especialmente, si además quieres montar una tienda online para vender algunos de los productos que sirves en tus restaurantes.

 

¡CORTOPLACISMO NO! SI EL CLIENTE GANA, YO GANO

El cortoplacismo con el que se trata a muchos clientes en nuestro ámbito lleva a perderlos a medio plazo y a conseguir su desánimo y desconfianza en el sector. No vendamos lo que sabemos que no va a funcionar. Y si no lo sabemos, no garanticemos lo que no podemos cumplir. ¿Os imagináis a un arquitecto diciendo que no sabe si la estructura aguantará el peso de los muebles de la casa? Al final estamos jugando con los resultados de las empresas y los puestos de trabajo de las personas que las conforman.

Puede que la sinceridad y la transparencia hagan que una agencia de marketing online crezca de forma más pausada, pero sin duda forjará relaciones con las empresas mucho más estables, fiables y duraderas. Si mi cliente gana, yo gano. Si él crece, yo puedo crecer con él. No matemos a la gallina de los huevos de oro.

About The Author

Directora de Comunicación, Social Media Manager y copy en Vincutato. Periodista especializada en comunicación online y marketing digital.

Leave Comment

*