El trabajo de un profesional tiene un precio: #YoNoRegaloMiTrabajo

¡Compárteme!

 

No podemos estar más en contra de la explotación laboral, ya sea a asalariados, a autónomos o a trabajadores que, por circunstancias personales, no pueden no aceptar un trabajo en negro, esos que sufren la explotación más lamentable y denigrante. Desde que empezó la crisis los niveles de abusos de este tipo han venido creciendo hasta límites insospechados.

Cuando podíamos creer que habían tocado techo, no lo han hecho. Grandes y pequeñas empresas se aprovechan de la precariedad que sufren millones de personas actualmente en nuestro país para conseguir por precios irrisorios, tercermundistas y propios del peor explotador trabajos que deberían estar asignados a un profesional que disfrute de unas mínimas “comodidades” por desarrollar las tareas que le encomiendan. Ahora mismo un salario digno, un precio digno por un trabajo se ha convertido en un privilegio.

Como agencia, realizamos trabajos para otras empresas y algunos de ellos vienen de portales de ofertas para autónomos o empresas como Infofreelance o Infojobs. Estamos absolutamente convencidos de que para que la sociedad funcione de forma saludable, todos los trabajos han de tener una remuneración y unas condiciones dignas. Por eso no nos cortamos en denunciar las ofertas que no los tienen: #yonoregalomitrabajo.

Si bien no seguimos todos los portales de empleo u ofertas para empresas y autónomos, más bien solo un porcentaje mínimo de ellos, creemos que todos deberíamos denunciar este tipo de ofertas que son denigrantes para un trabajador. Vamos a poner dos casos reales que hemos denunciado últimamente y os animamos a que, en caso de que observéis otros, hagáis lo mismo. En el caso de Infofreelance, tienes la opción de denunciar una oferta, motivar por qué la denuncias y normalmente cuando es por un caso de precio insultante, suelen retirarla, al menos bajo nuestra experiencia. Además compartimos en Twitter la oferta para que a la empresa en cuestión le caiga la cara de vergüenza.

 

infojobs2

OFERTA DE TRABAJO DE INFOFREELANCE

La imagen de la izquierda es una captura de pantalla que hicimos de una oferta publicada el 6 de febrero en Infofreelance. Como podéis ver, denunciamos esta oferta utilizando el proceso que la propia página habilita para tal fin.

En este caso, la semana pasada buscaban un publicista que por menos de 10 euros la hora hiciera un folleto publicitario para una empresa.

Teniendo en cuenta que a esos menos de 10 euros hay que descontar el IRPF que toda empresa o autónomo está obligado a pagar, ¿a cuánto le sale la hora de trabajo al profesional en cuestión? ¿5 euros quizás?

Nos pareció indignante y consideramos que si todos denunciamos este tipo de abusos, al final conseguiremos algo. La unión hace la fuerza y no podemos permitir que se aprovechen de la necesidad de las personas para conseguir trabajo profesional a precio irrisorio.

Si bien es cierto que Infofreelance nos escribió diciendo que había retirado la oferta, no entendemos que llegue a publicarla, cuando todas las ofertas pasan un proceso de análisis antes de hacerse públicas.

 

No es un caso aislado. Constantemente nos encontramos este tipo de ofertas en estos portales.

 

infojobs

OTRA OFERTA DE INFOFREELANCE

A continuación tenéis otro que hemos encontrado y denunciado hoy mismo. Obviamente, también la hemos denunciado.

En este caso, querían un corrector de libros que además entregara el trabajo en un plazo de tres días maquetado para imprimir. El precio por página en el mejor de los casos es de 1,11 € (sale de dividir 250€ de oferta máxima entre 224 páginas que tiene el libro en cuestión) y en el peor, de 22 céntimos.

¿Cuánto tiempo lleva corregir y maquetar una página para un libro? ¿En serio vale 22 céntimos? Porque hay que recordar que a ese precio hay que descontarle el IRPF de nuevo. Hablamos de precio bruto. ¿Cuánto cobra finalmente el corrector/maquetador? Pues menos de un euro en el mejor de los casos y menos de 20 céntimos por página en el peor.

No podemos consentir este tipo de abusos. Insistimos en la necesidad de que todos nos comprometamos con el resto de trabajadores y nos quejemos al portal que publica la oferta y/o utilicemos las redes sociales para poner a cada uno en su sitio.

 

Con este artículo no esperamos ni pretendemos arreglar el mundo, pero sí animar a la gente a entender que el trabajo de todas las personas, sin excepción, ha de tener unas condiciones dignas, que la profesionalidad se paga y que no podemos admitir que se nos ningunee de esta manera. Los grandes cambios comienzan con pequeños gestos.

 

Foto: FirmBee

 

About The Author

Directora de Comunicación, Social Media Manager y copy en Vincutato. Periodista especializada en comunicación online y marketing digital.

Comments (2)

  • Beatriz Noya Mariño

    Hola,
    estoy totalmente de acuerdo con lo que planteas en el post, pero creo que el asunto es complejo, es decir, no sólo está la avaricia de aquellos que quieren un servicio/ producto/ trabajo hecho gratis y con calidad óptima. En mi opinión, tropezamos una y otra vez con la piedra de una falta de autoestima: nos han hecho creer que vivimos/ trabajamos (nos educamos incluso!) por encima de nuestras posibilidades, así que toca achantar y bajar tarifas, incluso pagar por trabajar (el colmo de los colmos 🙁
    También está el altruismo y/o el idealismo de querer ayudar a quien empieza en un negocio, y/o a quien quiere mantenerse en él y tiene un presupuesto ajustado … pero cada uno debe asumir su responsabilidad (y planificar) y no cargar con esa responsabilidad a los colaboradores, proveedores, etc en su entorno.
    Reflexionemos en fin si ese “buenismo” no pone en peligro nuestro propio proyecto (vital, empresarial).
    Saludos, B.
    PD: y aguardo con mucho interés tu/ vuestro próximo post

  • Teresa Iglesias

    Buenos días Beatriz,

    Creo que el altruismo está muy bien, que cada uno incluso debe aportar lo que buenamente pueda para facilitar la vida a los demás. Pero una cosa es echar una mano a un amigo, a un proyecto con el que te sientes identificado o te gusta por el motivo que sea y otra que te quieran contratar por un precio irrisorio. Eso es una falta de respeto donde las haya.

    Saludos.

Leave Comment

*